top of page

El PERTE de Descarbonización arrancará a mediados de octubre con la primera línea de ayudas por valo



A mediados del próximo mes de octubre arrancará el Programa Estratégico de Recuperación y Transformación Económica (PERTE) para la Descarbonización, con una inversión de 1.000 millones de euros. Este proyecto busca principalmente impulsar la transición hacia una economía más sostenible y respetuosa con el medio ambiente. El Ministerio de Industria, Comercio y Turismo anticipa que la mitad de estos fondos se utilizarán para otorgar subvenciones, mientras que la otra mitad se ofrecerá en forma de préstamos.


El Ministerio, bajo la dirección de Héctor Gómez, ha estado trabajando estrechamente con el sector industrial desde que se presentó el PERTE en febrero pasado. El objetivo es evaluar el interés de los diversos actores en presentar proyectos que impulsen el liderazgo español en la revolución verde industrial a nivel europeo. Durante este período, más de 100 empresas han manifestado su disposición a presentar proyectos que podrían aportar una inversión privada que supera los 11.000 millones de euros.

La primera convocatoria de la línea de ayuda integral para la industria manufacturera del PERTE de Descarbonización exigirá que los proyectos o inversiones se completen antes de julio de 2026. Además, en 2024 se planea publicar otras convocatorias para proyectos con fechas de ejecución que podrán extenderse hasta 2028.


El desarrollo de este PERTE prevé una inversión pública de 3.100 millones de euros y la creación de unos 8.000 puestos de trabajo de calidad. La financiación vendrá en su mayoría de la Adenda al Plan de Recuperación aprobada por el Gobierno, que está negociándose con la Comisión Europea y espera próximamente tener luz verde de Bruselas. De entre todos los PERTE, el de Descarbonización es el que recibe la cuantía superior, con 2.720 millones de euros previstos (1.700 millones en forma de préstamos y 1.020 en transferencias directas).

Objetivos y beneficiarios

El PERTE se subdivide en cuatro líneas de medidas transformadoras:

  • Ayudas de actuación integral para la descarbonización.

  • Ayudas a empresas manufactureras participantes en el IPCEI sobre la cadena industrial del hidrógeno de origen renovable.

  • Se incluye el estudio sobre el desarrollo de un fondo de apoyo a los contratos por diferencias de carbono.

  • Se incluye una línea de apoyo al desarrollo de nuevas instalaciones manufactureras altamente eficientes y descarbonizadas.

Los beneficiarios de este PERTE son los sectores de la industria manufacturera entre los que destacan los sectores de fabricación de productos minerales no metálicos (incluyendo cerámica, cemento, vidrio, entre otros), industria química, refino de petróleo, metalurgia y fabricación de papel y pasta de papel. A estas se suman las grandes instalaciones de combustión en otros sectores, con especial relevancia en la industria de alimentación y bebidas. Las actuaciones previstas se ejecutarán entre los años 2023 a 2026, si bien los proyectos podrían finalizar posteriormente.

10 visualizaciones0 comentarios

Comentarios


bottom of page